La empresa está autorizada por la Agencia Catalana de Residuos de la Generalitat de Catalunya para realizar la descontaminación, reciclaje y destrucción de vehículos fuera de servicio así como la gestión de los residuos sobrantes de los mismos.

El procedimiento consiste en separar los ácidos de las baterías, los vidrios, los combustibles… una vez los vehículos han estado descontaminados y reciclados del todo se gestionan como chatarra con una empresa autorizada para el tratamiento de la misma.